AC Milan

10 producto(s)

por página   |  

Colección de camisetas históricas de fútbol de Milán disponibles en Retrofootball®. Una gama de equipos vintage del equipo Il Diavolo - The Devil. La colección Retrofootball® Retro Milan está compuesta por réplicas de alta calidad con licencia oficial, que siguen exactamente el diseño de la época, pero con un ajuste muy cómodo y moderno. Una gama de camisetas inolvidables que no solo durarán una temporada, símbolos imperdibles de historias famosas,

Encontrarás entre otros:

  • Camisa retro AC Milan 1962/63. Con esta réplica de la camiseta de fútbol de Rossoneri, el Club ganó la primera Copa de Europa en 1963, la primera de su historia y de todo el fútbol italiano. En la final, el Club AC Milan se enfrentó al Benfica portugués de Eusebio en el estadio de Wembley, 2-1 para Il Diavolo. El capitán Maldini y el delantero Altafini fueron los protagonistas de este memorable equipo.

  • AC Milan Vintage Jersey 1988/89, producto oficial de ACM. El Milan entrenado por Arrigo Sacchi y con la mejor defensa de su historia. La camiseta de la época en que en los Países Bajos jugaron Gullit, Rijkaard y Van Basten con el patrocinador Mediolanum, recuerda el 5-0 contra el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu en las semifinales de la Liga de Campeones. La era Sacchi de "Inmortales" del AC Milan dio los primeros pasos con un éxito glorioso; gana la Copa de Campeones de Europa 1988-1989.

  • Camisa retro AC Milan 1993/94. En 1993 y 1994, el AC Milan ganó el Campeonato Italiano, la Copa de Campeones de 1994 y la Supercopa de Italia. El partido más memorable es el 4-0 contra el Barcelona en la final de la Copa de Campeones. La era de Sacchi es reemplazada por el período de Fabio Capello. Esta camiseta, la versión de los años 90 de la camiseta del AC Milan, fue usada por Baresi, Paolo Maldini, Costacurta y Massaro.

Las camisetas vintage de AC Milan, camisetas de fútbol para siempre, son perfectas como regalos para los fanáticos de Milán y los amantes de la moda de fútbol vintage.

En Retrofootball@ inspiramos a la gente reviviendo a las leyendas del deporte. Ese es nuestro propósito como empresa y el por qué de nuestra existencia. Por ello, detallamos a continuación una reseña histórica de la evolución de la camiseta del A.C. Milán relacionándola con sus leyendas más relevantes. Si quieres hacer algún aporte escríbenos un email y nuestros #retrofootballers lo valorarán con atención.



La historia de la camiseta del A.C. Milán


Los colores rojo y negro de la camiseta del AC Milán provienen de una idea de Herbert Kilpin, fundador y capitán del “Milan Football and Cricket Club”.

Él es reconocido por su famosa frase es: "Rojo como el fuego y negro como el miedo que incitaremos a nuestros oponentes".

Como en el caso de la Juventus, Kilpin se inspiró en el modelo inglés: una gorra a rayas rojas y negras, y una camiseta de los mismos colores y el escudo del equipo estaría basado en un primer momento en usar el mismo que identificaba a la ciudad de Milán.

Durante los primeros años del siglo XXI, las camisetas de este equipo serían bastante similares, siendo en un comienzo una camiseta con un número superior a 15 líneas, este número se vería reducido en los modelos subsiguientes y pasaría a tener 8 franjas, lo que facilitaría la identificación y separación de los colores.

 

Fue al poco tiempo de ser fundado que el equipo ganó sus primeros campeonatos luciendo la que entonces era una camiseta de manga larga y con botones para cerrarla, con la cual ganaron en 1901, 1906 y 1907.

En ese entonces, el Milán se caracterizaba por solo tener jugadores italianos en sus filas, razón por la cual en 1908 miembros del club decidieron separarse y fundar el que sería su rival de patio, el Inter de Milan.

Desde ese momento el club milanista pasaría varias décadas de sequía de títulos en el campeonato local.

A partir de 1910, el uniforme vería reducida sustancialmente el número de franjas, que pasarían a ser 9, este número se reduciría aún más en el modelo que se usó entre 1912 y 1918, en el cual la camiseta pasaría a tener solo 3 franjas negras

Como se esperaba, a inicios de los años 20 con la llegada del régimen fascista se impusieron algunas reglas sobre los colores y símbolos de los equipos deportivos italianos.

En el caso de Milán, se usó un uniforme el cual era blanco con una franja roja y negra vertical y central. El equipo incluso se llamó a sí mismo "Milán".

 

Encontramos los primeros cambios sustanciales en la década de 1940: las rayas se ensanchan, el cuello se convierte en una V. De hecho, en 1941 las tiras son pocas y muy anchas, llegando a su punto máximo entre el 41 y el 43, donde apenas se distinguían 3 franjas negras y 2 rojas.

 

Para ese entonces también hubo un cambio sustancial en la segunda equipación, esta se empezó a usar desde 1910 y fue principalmente de color blanca hasta el año 1930 donde pasó a tener una franja horizontal de color negro y rojo, en 1932, esta franja pasó a ser vertical, sin embargo, en el año 1943, la segunda equipación pasó a ser de color negro, tanto la parte superior como la inferior, con una franja horizontal de color rojo en el pecho, el año siguiente estos colores se invertirían para la camiseta de visitante, siendo esta enteramente roja, con una franja horizontal negra en la parte superior del pecho. Ya después y desde el año 1946, el uniforme de visitante volvería a ser principalmente blanco, teniendo en la temporada 46/47 una franja vertical roji negra para en los años siguientes pasar a ser enteramente blanca.

 

Con la llegada de la década de los 50 se volverían a ver cambios, no solo en el uniforme sino en los campeonatos nacionales, ya que fue aquí donde la sequía del club terminó y volvieron a ganar un campeonato local y le dieron un nuevo impulso a la racha ganadora. Esto apoyado por una tripleta de delanteros suecos, Gunnar Gren, Gunnar Nordahl y Nils Liedhom quienes al jugar también en la selección de su país, se conocían a la perfección lo que se tradujo en los éxitos milanistas de la liga de 1951, 1955, 1957 y 1959.

 

En esta década el uniforme principal, fue homogéneo, sin mayores cambios significativos en cuanto al número de franjas, sin embargo y de manera intermitente, se usaría un escudo con la bandera de Italia en el pecho del uniforme y el uso de cordones para la camiseta en 1957.

 

Para el segundo uniforme en esta década se usaría uno que era esencialmente blanco, generalmente con diseños en rojo y negro: bandas verticales (más o menos centrales), horizontales o diagonales, motivos en los hombros o en las mangas, todos blancos con cuello de polo o cuello en V con los colores rojo y negro.

 

En los años 60 y 70, se volverían ver cambios significativos ya que el grosor de las líneas volvería a ser mínimo y el diseño de las camisetas sería más similar a los diseñados por Kilpin: las líneas son más estrechas (http://www.retrofootball.it/maglie-retro/maglie-storiche-clubs/clubs-italiani/maglia- retro-milan-anni-60.html), el material es una lana ceñida con una insignia o “roseta” cosida en el pecho que dependían de las victorias en los años anteriores para así tener un distintivo de quien hubiera ganado el campeonato local.

 

Durante estas décadas el uniforme de visitante también fue bastante homogéneo, siendo este en su totalidad blanco, con cambios en el diseño del cuello, pero nada significativo. Este uniforme también contaría con el distintivo de cada uno de los campeonatos ganados.

 

En lo deportivo, estas décadas también fueron muy importantes para el club, ya que ganaron la primera Copa de Europa en 1963 contra el Benfica, título que revalidarían en 1969 contra el Ajax, y llegarían a su 10mo campeonato local en 1979.

 


En los años 80, entramos en la era moderna de las camisetas. Las insignias de los campeonatos italianos se cosen en tamaños más pequeños y aparecen los patrocinadores.

El primero fue la marca de jeans Pooh, seguido de Hitachi, Cuore, Retequattro, Mondadori, Fotorex, Ubix, Mediolanum, Motta, Opel, Bwin y Fly Emirates.

En cuanto a los fabricantes de los uniformes, en los años 80 fue Kappa, seguido de Adidas y Lotto en los años 90, antes de regresar a Adidas desde 200 hasta la actualidad.

En el campeonato 1980/81, Milán fue el primer equipo italiano en adoptar los nombres de los jugadores en la parte posterior: esta innovación fue eliminada al año siguiente y luego se convirtió en obligatoria para todos en 1995/96. En el mismo año aparece un demonio estilizado en el cofre, en el lado derecho.

 

La década de los 80 también se caracterizó por una debacle deportiva, ya que el club descendió a la Serie B, la cual ganó en 2 ocasiones de las 3 temporadas que jugó en el descenso, para volver a ganar el derecho de participar en la máxima liga de Italia en 1983.

 

Aunque en los primeros años de esta década el uniforme volvió a tener menos franjas y más anchas, el número de estas volvió a aumentar desde 1982 hasta 1986, para así volver a retomar un diseño más minimalista a finales de los años 80´s

La camiseta de visitante, también tuvo un conato de cambio al ensayar usar varias líneas horizontales de colores rojo y negras en las temporadas del 84 y 85, para después darles un sentido vertical en la temporada del 866, estos diseños volverían a derivarse en las franjas horizontales de color rojo y negro en el pecho de las camisetas.

 

El otro  evento significativo que marcó esta década, fue la aparición de Silvio Berlusconi, quien compró el Club en 1986, y con el trajo como entrenador a Arrigo Sacchi y al trio de holandeses, Ruud Gullit, Marco Van Basten y Frank Rijkaard, que junto con los italianos Paolo Maldini, Franco Baresi, Alessandro Costacurta y Roberto Donadoni volverían a ganar el campeonato local en 1988 y la Champions League en 1989 y 1990 contra el Steua de Bucarest y el Benfica respectivamente consiguiendo así el apodo de los “inmortales” entre la prensa deportiva de Italia.

 

En los años 90, Lotto destaca por su innovación en la segunda y tercera camiseta. Por un lado, se utiliza un blanco con diseños rojos y negros muy imaginativos, y en las otras equipaciones aparecen otros colores que son novedades absolutas: azul, amarillo, etc.


Ziege con la camiseta Lotto de 97-98 donde empezaron a llegar avances tecnológicos que ya que en los últimos años de esa década las telas han evolucionado, garantizando techos extremadamente altos en términos de rendimiento muscular, un diseño con un corte moderno y una gran cantidad de detalles. En esto, Adidas ha demostrado estar a la vanguardia, cambiando cada año el número de rayas y la forma del cuello, y manteniendo el blanco y el negro como base para la segunda y la tercera camiseta, respectivamente.

 

En esta década de revoluciones tecnológicas, también llegó Fabio Capello a la dirección del equipo, con quien ganaron tres ligas locales seguidas entre 1992 y 1994, y no sufrieron ninguna derrota durante 58 partidos. En esta misma década volverían a ganar la liga en 1996 y 1999.

Alcanzaron la final de Champions League en 1993, 1994 y 1995 ganándola en el 94, sin duda otra década para el recuerdo, lo que ha hecho que el A.C. Milán permanezca en lo más del fútbol mundial, y su uniforme sea un símbolo del buen fútbol.